Buscar Centros / Colegiados

Encuentra la lesión, trátala y deja que el organismo actúe

Andrew Taylor Still

Información y atención al ciudadano | Noticias < Volver

Una técnica de fisioterapia en la UCI, con pacientes sedados e intubados, consigue agilizar su recuperación

20-5-2020

El hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo se ha convertido en un referente por sus terapias con los pacientes más graves de coronavirus

Entre las 24 y las 48 horas del ingreso en críticos, los fisioterapeutas activan con ejercicios la capacidad respiratoria y motora de los enfermos
Han constatado que estas maniobras reducen el tiempo de estancia en la UCI, algo fundamental para mejorar la recuperación del paciente y liberar camas.

La figura del fisioterapeuta está siendo fundamental para ayudar a salir adelante a los enfermos afectados por el coronavirus. No sólo cuando abandonan la UCI, para ayudarles a recuperar la movilidad y la masa muscular que han perdido después de muchos días encamados. Su trabajo también es crucial en las propias unidades de críticos.

En el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, cuando estalló la crisis sanitaria, pusieron en marcha un protocolo que establecía la intervención inmediata de fisioterapeutas. Atendían al paciente nada más llegar a la UCI, entre las 24 y las 48 horas de ingreso. Ahora, semanas después, ven con satisfacción el resultado de su trabajo. Han confirmado que las terapias han ayudado a acelerar el proceso de recuperación de los enfermos de coronavirus. “Hay estudios que dicen que la fisioterapia reduce entre 1,4 y 1,7 los días de estancia en una UCI. Nosotros lo hemos constatado con estos enfermos. Estamos viendo que la fisioterapia ha reducido el proceso de recuperación de los pacientes”, explica a NIUS Antonio Chamorro, el coordinador de Fisioterapia y Terapia Ocupacional de este hospital gallego.

Los enfermos que ingresan en la UCI reciben una combinación de dos terapias: respiratoria y motora. La primera de ellas se aplica a pacientes intubados, sedados. A través del manejo de la ventilación y de una técnica manual de presión y descompresión del pecho del paciente, logran potenciar la musculatura respiratoria. Con ella, además, favorecen el drenaje de las secreciones, frecuentes en los pacientes conectados a un respirador artificial. “Lo hacemos para conseguir un mayor intercambio ventilatorio, un mayor flujo de oxígeno y de aire limpio para los pulmones”, comenta Chamorro.

La otra vertiente es la motora. La de ayudar a estimular la movilidad de los pacientes que se encuentran en la UCI para que, cuando salgan de ella, puedan tener un mayor grado de autonomía. “Las estancias en la UCI suelen ser muy largas. Hay pacientes que han estado alrededor de un mes. Entonces hay que movilizarlos y conseguir que salgan en las mejores condiciones posibles”, explica.

Los buenos resultados de esta técnica ha suscitado el interés de otros centros sanitarios de España y Portugal. “Hemos visto que la progresión de los enfermos ha sido muy buena y mucho más rápida. Esos tratamientos precoces han conseguido minimizar las neuropatías que suelen aparecer en los pacientes críticos. De hecho, prácticamente no aparecieron”, puntualiza Chamorro.

Diez fisioterapeutas han dado soporte a las cinco unidades de críticos del hospital, llegando a tratar con esta técnica a cuarenta pacientes. Con su trabajo, no solo han logrado evitar complicaciones asociadas a una intubación prolongada, sino que han podido ver como algunos de esos pacientes se marchaban hasta caminando de la UCI.

Fuente: Nius diario

© 2010 C.O.F.N.