Buscar Centros / Colegiados
Lafisioterapia.net PLATAFORMA ProET Fisio Webinar Fisio Physiociencia

Encuentra la lesión, trátala y deja que el organismo actúe

Andrew Taylor Still

Información y atención al ciudadano | Noticias < Volver

Suelo pélvico: qué es, para qué sirve y cómo mantenerlo en un estado óptimo

18-1-2022

Los problemas en el suelo pélvico, una parte muy desconocida de nuestro cuerpo, provocan incontinencia urinaria o problemas sexuales. Aunque las mujeres son más proclives, por los embarazos y los partos, los hombres también sufren problemas en el suelo pélvico La fisioterapia es la que mejor puede evaluar y tratar disfunciones en esta zona del cuerpo

Lo escuchamos habitualmente. En muchos centros deportivos o clínicas de fisioterapia ofrecen ejercicios y tratamientos específicos para fortalecerlo o tratarlo. Pero ¿qué es el suelo pélvico y por qué es importante cuidarlo?

Pues según explican desde la escuela de formación para fisioterapeutas Fisiofocus, se trata de «un conjunto de planos musculares y aponeuróticos de tejido conjuntivo que forman la base dentro de la estructura de la pelvis».

Podrás escuchar nuestros podcast, recibir un boletín semanal con las novedades, escribir comentarios, enviar preguntas…
Y lo primero a tener en cuenta es que el cuidado del suelo pélvico es muy esencial porque puede derivar en disfunciones miccionales, intestinales o sexuales que nos afectarán en nuestra calidad de vida

A pesar de que sabemos que tenemos que mantener nuestro suelo pélvico en un estado óptimo, muchos profesionales remiten que hoy en día un porcentaje elevado de la población tiene un gran desconocimiento acerca de esta parte de nuestro cuerpo.

Así que es importante saber de qué hablamos cuando nos referimos al suelo pélvico y con ello ser conscientes de su importancia.

¿Qué función tiene el suelo pélvico?

Los expertos de Fisiofocus explican que este conjunto muscular permite la micción, la defecación, el coito y el parto.

Ahora que ya hemos aclarado qué es y que función cumple, hay que hacer hincapié en una creencia bastante generalizada y es que los problemas relacionados con esta zona de nuestro cuerpo sólo afectan a las mujeres.

Y no es así, los hombres también sufren problemas derivados del suelo pélvico.

El suelo pélvico femenino

Aunque afecte a ambos sexos, es cierto que la mujer tiene mayores factores de riesgo por el embarazo y el parto, entre otros, a la hora de sufrir daños en el suelo pélvico.

Entre los factores que pueden provocar estos daños en mujeres, los fisioterapeutas señalan:

  • Aumentos de presión constante dentro de la cavidad abdominopélvica.
  • Estreñimiento.
  • Sedentarismo.
  • Anormal ingesta de líquido.
  • Sobreentrenamiento.
  • Malas posturas.
  • La calidad del tejido conjuntivo.
  • El embarazo y el parto.
  • ¿Y en el caso de los hombres?
  • Pues entre los aspectos que más influyen en el desarrollo de una patología en el suelo pélvico masculino están:
  • Hábitos tóxicos como alcohol y tabaco.
  • Traumatismos.
  • Hipertrofia de próstata.
  • Cirugías como la prostatectomía.
  • Sedentarismo.
  • Sobrecargas musculares.

 

Es importante destacar también, que no solo los hombres o las mujeres tienen disfunciones de suelo pélvico, sino que también afecta a los niños, con patologías como la enconpresis o la enuresis nocturna.

Síntomas

El cuerpo nos va a dar señales si en algún momento se produce un daño en el suelo pélvico. Las molestias más habituales son:

  • Dolor lumbopélvico.
  • Incontinencia urinaria.
  • Aumento de la frecuencia miccional.
  • Nocturia (que te despierten las ganas de orinar por la noche).
  • Estreñimiento.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Incontinencia de gases o heces.
  • Sensación de peso en la vagina.
  • Imposibilidad o dificultad para la micción o la defecación.

 

¿Qué tipo de problemas pueden aparecer?

Cuando el conjunto muscular y conectivo que apuntala nuestra pelvis se daña, puede provocar la aparición de diferentes problemas que van desde los problemas al orinar a sufrir un prolapso genital, o tener disfunciones sexuales como el vaginismo o la disfunción eréctil.

Todas estas disfunciones pueden generar, además de dolor, una sensación de baja autoestima en los pacientes que lo sufren.

Por ello cuidarlo y mantenerlo firme gracias a profesionales de la fisioterapia puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida física y emocional.

La fisioterapia clave en la recuperación

«Es muy importante evitar todo aquello que pueda perjudicar a nuestro suelo, por ejemplo, cargar pesos, el estreñimiento, el sedentarismo o las posturas inadecuadas. Por otra parte, es importante ejercitar los músculos del suelo pélvico, para mantener un estado óptimo de salud perineal» afirma Laura Calzado, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y profesora de Fisiofocus.

La fisioterapia al igual que otros sectores de la salud se divide en diversas ramas, entre las que encontramos la rama de suelo pélvico.

Los profesionales especializados en esta rama son los que mejor pueden evaluar y tratar disfunciones en esta zona del cuerpo además de acompañar a la mujer en el embarazo, ayudar en la recuperación postparto, la menopausia o en el hombre tras una cirugía de próstata.

El tratamiento de la fisioterapia consistirá, además del tratamiento conductual, en realizar terapias manuales como el masaje perineal o tratamientos instrumentales como como la electroestimulación del nervio tibial posterior.

¿Cómo trabajar el suelo pélvico en casa?

Mantener tonificado el suelo pélvico es posible si se realiza un entrenamiento específico de los músculos que lo forman, como los famosos ejercicios de Kegel, o con ejercicios más funcionales donde se trabaje más global la musculatura abdominopélvica y lumbar.

Eso, sí, este tipo de ejercicios deben ser supervisados por un fisioterapeuta especializado que nos indique el tipo de ejercicios más conveniente en cada caso.

Fuente: Buscando respuestas

© 2010 C.O.F.N.